Ir al contenido principal

MARIE LOUISE KASCHNITZ, traducida del alemán por Anna Rossell

Marie Louise Kaschnitz nació en Karlsruhe (Alemania) en 1901 y murió en Roma en 1974.


DER DEN TOD...


Der den Tod auf Hiroshima warf
Ging ins Kloster, läutet dort die Glocken.
Der den Tod auf Hiroshima warf
Sprang vom Stuhl in die Schlinge, erwürgte sich.
Der den Tod auf Hiroshima warf
Fiel in Wahnsinn, wehrt Gespenster ab
Hunderttausend, die ihn angehen nächtlich,
Auferstandene aus Staub für ihn.
Nichts von alledem ist wahr.
Erst vor kurzem sah ich ihn
Im Garten seines Hauses vor der Stadt.
Die Hecken waren noch jung und die Rosenbüsche zierlich.
Das wächst nicht so schnell, dass sich einer verbergen könnte
Im Wald des Vergessens. Gut zu sehen war
Das nackte Vorstadthaus, die junge Frau
Die neben ihm stand im Blumenkleid
Das kleine Mädchen an ihrer Hand
Der Knabe, der auf seinem Rücken saß
Und über seinem Kopf die Peitsche schwang.
Sehr gut erkennbar war er selbst
Vierbeinig auf dem Grasplatz, das Gesicht
Verzerrt von Lachen, weil der Photograph
Hinter der Hecke stand, das Auge der Welt
.


EL QUE LANZÓ LA MUERTE...

El que lanzó la muerte en Hiroshima
Se hizo monje, toca las campanas en el monasterio.
El que lanzó la muerte en Hiroshima
Se puso la soga al cuello, se ahorcó.
El que lanzó la muerte en Hiroshima
Se volvió loco, conjura a los fantasmas,
Cien mil, que le amenazan por las noches,
Resucitados para él del polvo
Nada de todo esto es cierto.
Hace poco yo lo vi
En el jardín de su casa en las afueras.
Los setos aún tiernos y los rosales frescos.
No crecen tan deprisa como para que hubiera podido esconderse
En el bosque del olvido. A la vista estaban
La casa en las afueras, la joven mujer
A su lado con su vestido de flores
La pequeña cogida de su mano
El chico que llevaba a caballo
Y que agitaba el látigo por encima de su cabeza.
Fácil de reconocer era él mismo
De cuatro patas sobre la hierba verde, la mueca
Del rostro forzado por las risas porque el fotógrafo
Estaba tras el seto, el ojo del mundo.




Comentarios

Entradas populares de este blog

EUGÉNIO DE ANDRADE, traducido del portugués por Alfredo Pérez Alencart

Eugénio de Andrade nació en Fundâo (Castelo Branco, Portugal) en 1923 y murió en Oporto en 2005.


ADEUS

Já gastámos as palavras pela rua, meu amor, 
e o que nos ficou não chega 
para afastar o frio de quatro paredes. 
Gastámos tudo menos o silêncio. 
Gastámos os olhos com o sal das lágrimas, 
gastámos as mãos à força de as apertarmos, 
gastámos o relógio e as pedras das esquinas 
em esperas inúteis. 

Meto as mãos nas algibeiras e não encontro nada. 
Antigamente tínhamos tanto para dar um ao outro; 
era como se todas as coisas fossem minhas: 
quanto mais te dava mais tinha para te dar. 

Às vezes tu dizias: os teus olhos são peixes verdes. 
E eu acreditava. 
Acreditava, 
porque ao teu lado 
todas as coisas eram possíveis. 

Mas isso era no tempo dos segredos, 
era no tempo em que o teu corpo era um aquário, 
era no tempo em que os meus olhos 
eram realmente peixes verdes. 
Hoje são apenas os meus olhos. 
É pouco, mas é verdade, 
uns olhos como todos os outros. 

Já gastámos as palavras. 
Qua…

ANNE SEXTON, traducida del inglés por Jonio González

Anne Sexton nació en Newton, Massachusetts (Estados Unidos) en 1928 y murió en Weston, Massachusetts, en 1974.

SNOW
Snow,
blessed snow,
comes out of the sky
like bleached flies.
The ground is no longer naked.
The ground has on its clothes.
The trees poke out of sheets
and each branch wears the sock of God.
There is hope.
There is hope everywhere.
I bite it.
Someone once said:
Don’t bite till you know
if it’s bread or stone.
What I bite is all bread,
rising, yeasty as a cloud.
There is hope.
There is hope everywhere.
Today God gives milk
and I have the pail
.

NIEVE
Nieve,
bendita nieve,
surge del cielo
como moscas emblanquecidas.
El suelo ya no está desnudo.
El suelo lleva puestas sus ropas.
Los árboles se despojan de hojas
y cada rama se pone el calcetín de Dios.
Hay esperanza.
Hay esperanza en todas partes.
Le doy un mordisco.
Alguien dijo una vez:
No muerdas hasta que no sepas
si es pan o piedra.
Lo que muerdo es todo pan,
fermentando, con el mismo sabor a levadura
que una nube.
Hay esperanza.
Hay esperanza en todas partes.

VESNA PARUN, traducida del croata por Carmen Verlichak

Vesna Parun nació en Zlarin, Šibenik (Croacia) en 1922 y murió en Stubičke Toplice (Croacia) en 2010.

LICE U SJENI
Zaboravih mu ime, ali znam da milo bješe pticama,
i da ljubav bješe osmjehom pamte moje oči.
I sada idu ljudi pristaništem; ja ne okrećem lice,
zadubena u šapat zaostalih oluja.
Nije li galeb zaboravio mrtva druga, zašto tužiš?
Hrid je svoju zaboravio galeb, ne zna ni jug ni sjever.
Još nisam zastrla prozor, još nije utišalo more.
Ne kori me, šumo, krošnjama; ne plaši me vodo dubinom!


MI CARA EN LA SOMBRA
Olvidé su nombre, pero sé que fue querido por los pájaros
y que ese amor era sonrisa lo recuerdan mis ojos. Y ahora la gente va al muelle, no los miro
varada en el recuerdo de viejas tormentas. ¿Acaso no olvidó ya la gaviota a su compañero?, ¿por qué sufres?
La roca olvidó a su pájaro, no sabe del sur ni del norte. Aún no silencié mi ventana, todavía no ha callado la mar.
No me regañes, bosque, con tu fronda. No me asustes, agua, con tus abismos.